NULIDADES ECLESIASTICAS

Como abogadas especialistas y Letradas Rotales podemos ofrecerle el asesoramiento necesario para poder conseguir su nulidad matrimonial.

Desde que en el año 2015 el Papa Francisco I aprobase el “Motu proprio Dominus Iesus” el proceso de nulidad matrimonial eclesiástica se ha simplificado, acortando plazos en muchos casos, habiendo eliminado el requisito anterior de la doble Sentencia conforme para obtener la nulidad y pasando a ser mucho más accesible.

Si bien el matrimonio católico es indisoluble, existen muchos motivos por el que puede ser declarado nulo: defecto del consentimiento (incapacidad, no poder asumir las obligaciones esenciales del matrimonio, simulación –exclusión de algún elementos esencial como los hijos, la fidelidad o la indisolubilidad, condición, fuerza o miedo (por embarazo previo), error, impedimento, defecto de forma, etc).

Un matrimonio celebrado por la Iglesia puede ser declarado nulo mediante un procedimiento especial que se sigue ante el Tribunal Eclesiástico correspondiente en base al Código de Derecho Canónico con unas características específicas que le hacen muy diferente a un procedimiento matrimonial civil puesto que el Estado no tiene competencia para disolver este tipo de matrimonios canónicos. El divorcio únicamente regula circunstancias de tipo civil en relación con el matrimonio. Los cónyuges no pueden acceder a nuevo matrimonio canónico con el divorcio, siendo únicamente posible contraer matrimonio civil, que no es reconocido por la Iglesia como verdadero matrimonio para los bautizados. En estos casos sólo cabe pedir la declaración de nulidad del primer matrimonio canónico, mucho más accesible de lo que piensa.

¿Buscas otro tema?